El Bosque del Castillo (Nuestra boda Parte II)

El cerro del Águila es el lugar donde está situado el monumento más significativo de nuestra ciudad: el Castillo. Es el testigo de muchas batallas libradas, de muchas culturas de la gente que lo dominaba, de todos los siglos pasados, del crecimiento del lugar donde nacimos, de nosotros mismos… ahora también, testigo de nuestro encuentro.

Leer Más

Queriéndome Esperar (Nuestra Boda Parte I)

Si tengo un momento favorito de nuestro día es tu espera, tus susurros en la habitación de al lado, tus risas nerviosas que traspasaban paredes. Hubo un instante que los dos estábamos desnudos separados por unos metros, entrando gente a nuestras habitaciones sin desvelar nuestro gran secreto, oliendo a ti desde el pasillo mientras me esperabas.

Leer Más

Mi Immaclé

“Sabrás que es tu vestido de novia cuando sientas mariposas en el estómago”, eso es lo que todo el mundo me decía cuando me decidí a buscar mi “vestido secreto”. Pero en mi caso no fue para nada así.

Visité unos 8 diseñadores y atelier, donde conocí a gente maravillosa, colecciones de infarto y desde luego me hicieron vivir y sentir momentos muy especiales junto a mi madre y mi cuñada Silvia quienes me acompañaron en todo este proceso de ilusión. Hubiese visitado muchos sitios más, pero había algo dentro de mí que me decía que en Canet de Mar estaba mi vestido y lo dejé para el final.

Leer Más

Nuestras Alianzas

Tener que escribir los post de mi boda/vida está siendo más difícil de lo que me pensaba. Veo las fotos en bucle una y otra vez, escucho música mientras tanto, echo de menos a personas especiales, me emociono y vuelvo a empezar.

Pero ya a casi dos meses del 3 de diciembre, a dos meses de un día inolvidable, de amor infinito, de trabajos excepcionales… a casi dos meses de todo eso, he decidido empezar por el principio y contar paso a paso como hemos vivido este año y con quien lo hemos compartido.

Leer Más

La Leyenda de Santa Rosa y el Cazador

Pablo Laguia-33

De la bruma emergía una gran fachada que iluminaba el valle como si de un faro, en medio de la mar, alertase de su presencia.

A través de la ventana, él se asomó, apartando su mirada de obsesión de los libros donde buscaba respuestas en páginas desgastadas; ese instante, en el que observó como se podía sentir el viento a su paso por los árboles, el olor a tierra mojada por el rocío de la madrugada y la vista clara de niebla lenta.

Le alarmó el volar de las aves al ruido del miedo, el ladrido de los perros que cada vez era más cercano, el sonido de las ramas partidas que indicaban el caminar y la presencia de quien traía ese sentir misterioso.

Y antes de que los primeros rayos de luz alcanzasen la copa de los árboles más altos, aparecía ella, con su vestido blanco y de indudable belleza, acompañada de su fiel animal y aguardando a su presa.

Él seguía observando, tan fijamente como si un libro le estuviese contando una historia mientras, ella, esperaba sigilosa convirtiendo aquel momento en un segundo eterno en el que perder sus miradas.

Leer Más