El Bosque del Castillo (Nuestra boda Parte II)

El cerro del Águila es el lugar donde está situado el monumento más significativo de nuestra ciudad: el Castillo. Es el testigo de muchas batallas libradas, de muchas culturas de la gente que lo dominaba, de todos los siglos pasados, del crecimiento del lugar donde nacimos, de nosotros mismos… ahora también, testigo de nuestro encuentro.

En el bosque del Castillo me esperaba su primera mirada a tanto secreto que había sido tan difícil de guardar, sintiendo que la naturaleza se paraba, que los árboles serían los primeros en vernos juntos. Solo se oían mis pasos y respiraciones que cortaban el frío a la vez que sentía las ganas de abrazarlo y susurrarle todo lo que tenía pensado, aunque finalmente solo nuestros besos fueron todas las palabras que nos llegamos a decir.

Una hora antes de que todo comenzase nos vimos, nos descubrimos  y solos en ese bosque nos agarramos de la mano pensando en todo lo que venía después, en todos los para siempre que nos esperaban. En ese momento me di cuenta que ya no había nervios, que solo nos quedaba el ansia de disfrutar, que la aventura empezaba en ese bosque, que sentía su fuerza junto a la mía y sabía que nada malo iba a pasar.

Cuando llegamos al coche que nos esperaba para recorrer esos kilómetros hacia un lugar de la mancha, el mejor de los hermanos espantó malos deseos, ataques de demonios, malos augurios hacia nosotros, provocando ruido ensordecedor con una traca cargada de buenos propósitos y felicidad.

Testigo de todo esto también fue nuestro querido Pablo Laguia captando más que momentos… captando sentimientos.

******************************************************************************************

Fotógrafo: Pablo Laguia

Vestido: Immacle

Traje: Anglomania

Ramo: La Trastienda

Muah: Cristina Jimenez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *