Nuestras Alianzas

Tener que escribir los post de mi boda/vida está siendo más difícil de lo que me pensaba. Veo las fotos en bucle una y otra vez, escucho música mientras tanto, echo de menos a personas especiales, me emociono y vuelvo a empezar.

Pero ya a casi dos meses del 3 de diciembre, a dos meses de un día inolvidable, de amor infinito, de trabajos excepcionales… a casi dos meses de todo eso, he decidido empezar por el principio y contar paso a paso como hemos vivido este año y con quien lo hemos compartido.

Como todas las grandes aventuras empiezan con un Si, la nuestra tuvo fecha y lugar inolvidables: 14 de febrero de 2016 en Venecia (Italia). Descubriendo los maravillosos canales venecianos, de aguas verdes y azuladas, en una Góndola que se balanceaba con los movimientos de un novio al borde del ataque de nervios….justo ahí dejó de llover, el cielo hacía hueco a un par de rayos de sol al atardecer y una rodilla mojada con la madera húmeda frente a mí preguntaban y a la vez prometían vidas juntas, vidas para siempre y un enorme sí, sí para nosotros.

Desde entonces celebraciones y muchas decisiones por tomar se nos amontonaban pero teníamos claro que todo tendría que ver con nosotros… todo hasta las alianzas y es que queríamos algo que fuese para siempre y para los dos. Pero nos preguntábamos ¿si nunca hemos llevado anillos, porqué ahora? ¿Si nunca nos han gustado demasiado las joyas, porqué comprarlas? ¿Si no nos las vamos a poner y las guardaremos en una caja, porqué tenerlas?

El resultado a todas esas preguntas fue hacernos un pequeño tatu, en una parte del cuerpo donde no se viese mucho pero que los dos sepamos que lo llevamos. Dos triángulos, uno encima del otro dejándose ver. Dos montañas juntas a las que no les asusta el frío. Dos fuentes de energía que juntas son más fuertes. Dos y no uno uno, porque son dos vidas en una.

Así son nuestras alianzas y así fue nuestra Pre-boda después de una buena comida en mejor compañía.


Gracias a Pablo Laguia por los buenos raticos junto a su mujer Ana y a Trinchamonas Tattoo por no hacernos mucho daño, aunque todos sabemos que el amor (para bien o para mal) duele!!

******************************************************************************************

Fotógrafo: Pablo Laguia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *